Muda: El tenebroso recorrido de su tarjeta de crédito en una estación de gasolina

Si, una vez más: usted y yo quizás tenemos un automóvil, y por ahora para que ese apartado funcione, necesita gasolina, diesel, gas, electricidad, hidrógeno, etc.

¿Se ha percatado que aun en muchas estaciones de gasolina, estaciones de servicio, usted debe entregar su tarjeta de crédito al trabajador de la estación?


Para ser francos, esto es un acto de fe: usted no sabe si van a anotar sus datos, “crear un gemelo” de la banda magnética, en fin, usted se ariesga a perder dinero, identidad, tranquilidad. Pero, aun así la gran mayoría lo sigue haciendo. No entraré en este tema.

blackberrycross ilustracion muda

Quiero pedirle que se enfoque en otro aspecto: el recorrido de su tarjeta y de la persona que hace la transacción.

Este recorrido es MUDA por transporte, movimiento y puede generar problemas de calidad. Lea a continuación, por favor:

  • Usted está en la pista de servicio.
  • Luego solicita el servicio. (generalmente no le preguntarán con que medio va a pagar)
  • En el momento de pago usted muestra su tarjeta.
  • Usted la entrega (con fe incluida) al trabajador de la estación, quien camina “x” cantidad de metros hasta el dispositivo de transmisión de datos (“datáfono” en buen costarricense).
  • ¿Cuántos metros caminará una persona haciendo esta tarea inútil?
  • ¿Cuántos autos podrían atenderse en ese tiempo?
  • ¿Cómo miden mi tiempo de espera? ¿Es eso importante? (para mi lo es; si puediera tener un automóvil-auto-recargable sería feliz para no ir a la estación de gasolina, que en mi humilde opinión es una labor que no agrega nada a mi calidad de vida)

Otras eventualidades que agregan MUDA:

No funciona la estación de transmisión de datos; su tarjeta no fue aprobada, o no hay conección con su banco-emisor.

Mi anécdota más acongojante

A mediados de 1999 llegué a una estación de gasolina (cuyo nombre omitiré, pero es de esos consorcios multinacionales), y para mi calamidad el “datáfono” tuvo una falla justo en el momento que mi servicio estaba siendo cobrado. Los trabajadores de la estación me impidieron salir a buscar dinero al cajero más cercano, y me exigieron dejar algo “en garantía” de que regresaría. Usted se imaginará mi indignación, pero tuve que acceder y dejar en custodia mi caja de herramientas, con algunas herramientas dentro.

Prometí nunca más regresar a esa estación y a la fecha creo que mantengo la promesa.

Solución:

Si, algunas estaciones de gasolina tienen dispositivos de transmisión de datos portátiles.

Pero la solución es más profunda y ramificada.

¿Usted qué opina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s