March 07, 2008: Como una bolsa de basura puede incendiar su automóvil

Este viernes 7 de marzo, mientras regresaba de visitar un cliente en el sector de Curridabat,cercano a Tres Ríos, tomé la calle que conduce en dirección Curridabat-San Pedro.

Al pasar frente al Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, noté en la calle varios restos de basura (hojas de árbol, pequeños troncos, zacate y unas bolsas de basura).

Como casi cualquier conductor intenté esquivar los obstáculo, inclusive una bolsa de basura que el viento soplaba hacia el centro de la vía.

Pensé que había logrado la tarea exitosamente y no había ni atropellado nada. Error.

Cerca de 600 metros después, justo frente a la oficina de mis amigos de Marín Méndez, la gente empezó a gritarme que mi auto estaba en llamas.

Logré detenerme frente al hotel Milvia. En medio del desconcierto de ver el piso del auto en llamas, debo admitir que me ví en medio de una extraña y confusa guerra de decisiones: “¿saco el extinguidor o me alejo? ¡Esto va a explotar! ¿No, y la laptop dentro del carro, y los documentos? Mejor los saco y luego corro”; segundo de oro, de vida o muerte.

Varias personas se auxiliaron, me sacaron del carro, abrimos la cajuela le aplicamos el extinguidor (no sin antes darme cuenta que no pudía operarlo bien y nunca había practicado o entrenado para una tarea similar).

Un joven conductor de la empresa DeWalt como buen samaritano detuvo su auto unos metros delante del mìo y tomó su extinguidor para ayudarme a apagar el fuego.

Una vez las llamas fueron anuladas, movimos el vehículo para encontrarnos con los restos de la bolsa de basura (que dentro tenía ramas y hojas) y se habían atorado entre el motor y la mufla de mi auto ocasionando el incendio.

Una bolsa de basura en la calle…la causa del incedio.

Mi consejo no es que cuando vea una bolsa de basura no le pase por encima con el carro. Eso es un consejo sabido y autodeducible para muchos condutores.

Aquí tenemos que irnos a las causas:

¿Qué estaba haciendo esa basura en la calle?

¿Me pregunto si esto es parte de esa costumbre tercermundista, aun muy nuestra, de dejar las bolsas de basura a la orilla de la calle y no dentro de basureros cerrados?

¿Acaso a alguien sin saber botó la bolsa desde su carro y no era basura si no la carga?

¿Anticipa usted que una bolsa de basura puede convertir su carro en una bomba de tiempo?

Lo bueno de todo esto es que Dios me bendijo y estoy sano y salvo (asustado y reflexionando sobre la posibilidad de que llamas tocaran el tanque de gasolina y hubiese sido noticia verpertina).

Además caí en la cuenta de la ayuda que muchos aun están dispuestos a dar en este país, aun sin conocerte.

Esa es la parte que hace grande a Costa Rica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s