November 01, 2007: Los que se masturban en sus peroratas

Una perorata: Oración o razonamiento molesto o inoportuno.

Masturbación: Estimulación de los órganos genitales o de zonas erógenas con la mano o por otro medio para proporcionar goce sexual.

Una vez correctamente definidos ambos términos, según el RAE, debo argumentar que en la vida me he tropezado con hombres y mujeres, que sin duda se masturban en sus peroratas.

Freud anotaba que para el hombre, el ser humano, el deseo de ser importante y el deseo sexual era los motivadores de la vida (en resumen, y sin querer ahondar en psiquiatria o psicología).

Es así como algunos de forma inoportuna, molesta, esbozan, expulsan (¿escupen?, si, tal vez) elaboradas elucubraciones que solo sacian sus propias necesidades, solapadas por demás, de ser admirados; con frecuencia, quedan en el ridiculo, solos, marginados, o tristemente acompañados por miserables de la misma cepa (emparentados por una autoestima en duda, y falta de afecto).

Como parte del quehacer de un orador, a lo que de vez en cuando me dedico, no me resulta ajeno casi nada (“Homo sum, humani nihil a me alienum outo”, Hombre soy, nada de lo humano me es ajeno), y mucho menos que se levante en medio audiencia un sabeloto, soberbio y vanidoso que articule disparates para intentar lograr captar la atención de la audiencia.

Pobres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s