May 18, 2007: Heroes en cualquier lugar

Durante mi ùltima visita a Honduras, tuve el gusto de trabajar con la Secretaría de Seguridad de este país, específicamente con oficiales del departamento de TI en Tegucigalpas (mejor conocida como Tegus, o Tepas).

En la vida conoces personas que impactan tu vida de alguna manera, y en casos especiales, de forma muy positiva.

Una de estas personas es un caballero, Carmelo.

Carmelo hasta hace unos seis años atrás era miembro de las fuerzas de intervención especial hondureñas, llamadas “fuerzas Cobra”. Un grupo de élite, para intervenir en situaciones complicadas.

Durante una práctica, en un ejercicio similar a lo que conocemos como “bungee jumping”, un error del coordinador de la prueba, ocasionó que Carmelo se lanzará al vació y la cuerda a la que estaba sujeto, falló. Su espina dorsal recibió el impacto, siendo fracturada.

Los médicos le indicaron que el proceso de recuperación era incierto.

Permaneció en una silla de ruedas dos años, y un largo periodo ayudado de una andadera.

Cuando conocí a Carmelo esta semana, su lesión era evidente, pero caminaba tan solo ayudado de un bastón. Seis años después.

En una edificante platica con este gran hombre, me dejó saber cuan complicado y dificil es atravesar una situación como la que él sufrió; sin embargo, sus palabras eran sólidamente positivas.

A pesar del accidente Carmelo se propuso estudiar. Logró alcanzar un título universitario en negocios, y hoy en día, continua con una especialización en desarrollo comunitario, desarrollo social, para ayudar a compatriotas a salir de la pobreza.

Es un hombre ejemplar. A pesar de su accidente, no se limitò a recibir consuelo, sino que cada dìa trata de superarse, y se prepara para ayudar a los demàs.

Este señor es un heroe. La calamidad de quedar postrado tras el accidente, no lo detuvo.

Parafraseando unas de sus palabras, me decía que al estar en una cama, y recibir esas miradas diciendo “probre hombre, pobrecito” muchos piensan que se solidarizan con el enfermo, cuando en realidad no le hacen ningún bien; lo que deben es ayudarle a salir adelante.

Me he comprometido con él, a enviarle literatura que le pueda ayudar en sus estudios, y he dejado todos mis contactos abiertos para ayudarle a ayudar a Honduras.

Si quieres ayudarme, solo dime.

Estamos ayudando heroes.

Un abrazo,

Omar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s